Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

jueves, 17 de mayo de 2018

Mi paraíso

Libros, cerveza y rock and roll.
Siempre estáis a mi lado,
en los buenos y malos momentos sin distinción.

Mi refugio, mi escondite, mi rincón.
Las horas bajas inundan mis ojos al verte
casi abandonado y sin atención.
Pero no nos llevemos a engaño
ni nos rindamos sin haber luchado.

Aunque deslucido y cubierto de maleza,
la chispa de rabia que fue tu origen 
sigue latente presta a prender
cuando por fin los vientos soplen propicios.

El primer capítulo de un libro nuevo, 
el olor de sus páginas al abrirlo;
el sabor de la cerveza favorita
surcando la garganta tras un duro día,
aliviando la congoja y liberando la tensión;
acompañado por los acordes cercanos
de una vieja canción de guerra.

Esta es la fuerza que me hace seguir,
que alienta la llama necesaria
para continuar adelante un día más.

domingo, 29 de abril de 2018

El Superzorro de Roald Dahl

Hace mucho tiempo un gran amigo me recomendó los libros de Roald Dahl. A sus hijos (mayores que los míos) les había encantado su lectura y era muy probable que a los míos les pasara igual. Hace poco tiempo, mi hijo mayor apareció un día a la vuelta del cole con un ejemplar del Superzorro. Nada más llegar a casa sacó el libro de su mochila y se puso a leerlo con fervor, sin importarle que fuera la hora de comer. Había leído un par de capítulos en el colegio y simplemente no podía parar de leer. Una muy buena señal.
Tras el éxito obtenido por el libro en mi hijo, decidí satisfacer mi curiosidad y atender por fin a la recomendación de mi amigo y leí el libro. Me resultó peculiar la forma de escribir de Dahl, utilizando recursos para libros de cuentos pero introduciendo sin pudor elementos que podrían no considerarse del todo aptos para los niños. Lo leí rápido y con gusto y despertó en mí recuerdos de una película de la que había visto fragmentos hace mucho tiempo y que me recordaba enormemente a lo tratado en el libro. Así pues, me puse a buscarla y la encontré con el título "El fantástico Sr. Fox".
La vimos en casa y nos encantó. Hicimos el eterno ejercicio de comparar libro y película para ver cuál salía vencedor, llegando a la curiosa conclusión de que la película complementaba al libro de forma muy acertada, puesto que donde las páginas se acababan, se había añadido un extra para la película con mucho acierto a nuestro entender.
Y así fue como se encontraron alrededor de una historia pasado y presente, páginas e imágenes y todo ello unido en forma de gran entretenimiento familiar.

sábado, 14 de abril de 2018

Westworld - Temporada 1

Una melodía moderna sonando a través de un viejo piano sirve de nexo entre el pasado, el presente y el futuro. Esas notas remueven mis recuerdos y me llevan hasta un vaquero de ojos mercuriales que persigue sin piedad a un "afortunado" turista en un exclusivo parte de atracciones. Corren los años 70 y la idea ya está fraguada.
Casi cincuenta años después, aquellas almas de metal han avanzado tanto que aparte de ser difíciles de distinguir de un ser humano original, han empezado a adquirir conciencia de sí mismos y piden independencia para dejar de sufrir los abusos de los caprichosos visitantes. Parece que el sueño recurrente de Dolores ha llegado a su fin.
Aunque había indicios y posibilidades de continuación, tras ver la primera temporada suponía que quedaría en eso, en una única temporada con un final aceptable y concluyente, pero cuál sería mi sorpresa al conocer que en breve se estrenaría la continuación. Y aquí espero que llegue ese momento con la mirada penetrante y el paso determinado de Yul Brynner metido en mi cabeza sin poder quitármelo de encima y con la duda de si no habrá ya entre nosotros alguno de ellos esperando la oportunidad de cobrarse venganza.
 

viernes, 30 de marzo de 2018

Once upon a time... Bob Dylan

Una vez vi a Bob Dylan. No tuve que ir a Nueva York ni a Inglaterra para verlo, sino que él mismo vino a mi barrio a cambio de una "módica" cantidad de dinero. Llegó, tocó unas cuantas de sus canciones sentado al piano y se marchó sin decir ni mu.
Me hubiera gustado que tocara la guitarra y la armónica, si no todo el concierto sí alguna de sus canciones más emblemáticas, pero no pasó. Sólo tocó el piano y en el par de ocasiones que se puso de pie temimos por su integridad puesto que su equilibrio era inestable. Tampoco hubo canciones emblemáticas que pusieran al público en pie, coreándolas a una sola voz como si de un himno se tratara. Estos conciertos con el público sentado tampoco dan mucho juego. 
Sí es verdad que sonaba muy bien y los músicos eran de gran calidad, pero no sentí nada. Ni un mínimo estremecimiento de emoción noté en la hora y media larga de concierto, por lo que la transmisión fue nula.
Diferentes opiniones acerca de si un músico que roza la ochentena y no tiene nada que demostrar puede hacer algo más o debe exigírsele más. No lo sé. Sólo sé que quedé decepcionado y eso que iba ya con mucha cautela sobre lo que me podía encontrar. Y es que a veces la expresión más vale tarde que nunca no es cierta.

sábado, 10 de marzo de 2018

La encrucijada de Paco Roca y Seguridad Social

Uno de los muchos "debes" que tengo pendientes tiene como protagonista a la banda Seguridad Social. Banda que lleva conmigo desde los tiempos de menús a base de ranas y embarazos no deseados de almohadas, y que he tenido la suerte y el placer de poder ver en directo en varias ocasiones. Numerosas canciones suyas forman parte de la banda sonora de mi vida y siento un afecto especial por su líder José Manuel Casañ. De ahí la deuda pendiente en el apartado de mi historia del rock donde deberían llevar presentes desde hace tiempo. Llegará.
Conocí este trabajo a través del disco, y un tiempo después me enteré de que era un proyecto conjunto con un cómic. (Reconozco que el disco lo bajé de internet y al ver en las tiendas el libro, los Reyes Magos lo trajeron felizmente a casa). Mientras escuchaba el disco (antes de conocer el libro como digo) me encantó que empezará a base de blues y rockabilly, y siguiera con son, reggae, hard rock, soul; pudiendo perdonar el flamenqueo por lo divertido de la letra (Por cierto, ésta y otras canciones del disco le encantan a mis hijos). Y después al leer el cómic, cuando ya había hecho mías las canciones, me sentí participe de una manera extraña del proceso creativo de las mismas que se mostraba en el libro. Una sensación muy curiosa y agradable que nunca había sentido antes y que añadió más valor a la obra. Me encanta cuando los escritores cuentan cómo han escrito sus libros, así que mucho más cuando un músico y un dibujante me descubren sus mundos y veo lo diferentes que son pese a pertenecer ambos al espacio creativo. Dos maneras casi antagonistas de trabajar pero que por arte o por magia confluyen al final en un mismo destino.
Ahora sólo me queda pendiente ver el documental de Miguel Perelló sobre la creación de esta obra, que aunque al final del libro se indica un enlace donde debería estar disponible aún no lo está. Espero que al verlo sienta algo parecido a lo ocurrido con la lectura y escucha de las canciones. Y para terminar, un extracto de la letra de una de las canciones que dan mucho ánimo en momentos difíciles:

"Haz lo que dices sin odio y sin miedo.
El cambio es difícil, no somos perfectos.
Podemos ser libres con paz y respeto.
Bailemos, riamos, luchemos. Es nuestro momento." 

viernes, 23 de febrero de 2018

Bull Mountain de Brian Panowich

En un lugar de Georgia donde una familia ha crecido torcida durante generaciones, parece que ha llegado el momento de que una oveja blanca aparezca entre tantas negras y salga del rebaño para acabar con la tradición de ilegalidad de los Burroughs.
Y tras rápido y fugaz banquete lector en un experimento más o menos válido de lectura y comentario conjunto de la obra, me siento incapaz de no relacionarla en parte con el estilo de la serie televisiva de los Hijos de la Anarquía; y a nivel más personal, de ponerle al protagonista Clayton la cara del sheriff Hopper de Stranger Things.
Aparte de conjeturas y relaciones más o menos entendibles, nos encontramos ante una novela amena y con grandes posibilidades de ser adaptada a la pantalla, en la que a lo largo de innumerables saltos hacia delante y hacia atrás en el tiempo, se nos narra la historia del clan Burroughs a ambos lados de la frontera que marca la ley.

domingo, 11 de febrero de 2018

La mina

Admiro a la gente polifacética que no por dedicarse a cualquier tipo de profesión y hacerlo bien dentro de ella se cierra puertas hacia otras ocupaciones bien distintas. Esto ocurre muy a menudo en nuestro mundo cotidiano pero sobre todo en el universo de las artes: músicos que escriben libros, escritores que pintan o actores que cantan por poner mil ejemplos posibles. 
En este caso me refiero en concreto a Matt Horan, o su alter ego españolizado Paco Sánchez, excelso frontman de la no menos impresionante banda Dead Bronco y que además de poner banda sonora a la película La Mina, la protagoniza con gran acierto. Película quizá no muy conocida ni reconocida no por méritos propios, sino por esos vericuetos de la industria del cine que hacen que no fuera estrenada en mi ciudad, cosa que pone las cosas muy difíciles a su expansión mediática. Por suerte hoy en día existen otros canales gracias a los cuales podemos disfrutar de estas obras a pesar de todos los pesares.
Una película de terror psicológico muy bien ambientada en un pueblo perdido donde existe una mina abandonada que en su momento dió vida al lugar, marcando profundamente el destino de sus protagonistas. Con guiños a otros celuloides tan distintos y dispares como la matanza de Texas o Star Wars, expresa a la perfección el ambiente opresivo del pasado y el presente buscando una salida hacia un futuro más alagüeño, con la duda siempre pendiente de si será posible o no. Y por cierto, me encanta que las canciones más cañeras de la banda hayan sido escogidas para las escenas donde el vicio y la perversión se hacen más presentes. Un último consejo: leed bien los mensajes implícitos que aparecen en algunas escenas pues darán más sentido a la película.

sábado, 20 de enero de 2018

Star Wars Episodio VIII - Los últimos Jedi

Reconozco no haber estado nada atento a los medios en cuanto a la repercusión de la película. Tan solo escuché que era líder de taquilla (cosa normal por la expectación que conlleva un estreno de estas características) pero poco más, lo que me lleva a pensar que ha habido algún que otro pero en cuanto a aceptación.
Y siguiendo al margen de otras opiniones, aquí va la mía para aquellos que estén interesados. En primer lugar, la película me pareció muy larga, sin menoscabo de que fuera entretenida. Me refiero a que había mucha historia que contar y en más de una ocasión creí que no iba a dar tiempo a desarrollar todo lo planteado y que la iban a cortar en cualquier momento para dejarnos con las ganas de conclusión para la siguiente entrega, pero finalmente no fue así. Pienso que es una película de transición hacia el desenlace final de la siguiente, si es que realmente es la final y no continúan llevando a la pantalla más episodios. Los nuevos personajes están intentando definir sus papeles, unos en busca de gloria, otros queriendo demostrar su valía, y otros dudando entre elegir el camino del bien y del mal; y mientras los antiguos se van despidiendo con más o menos acierto.
Supongo que a los seguidores de la saga les habrá gustado en mayor o menor medida. Es un paso más hacia adelante que hay que dar, pero a los ajenos o no tan seguidores les habrá costado seguir con atención todo lo que se ha ido cociendo en esta entrega. A mí personalmente me gustó más el episodio anterior y mucho más la de Rogue One, pero esta también tiene cosas interesantes. Y el episodio II por ejemplo fue bastante malo si se puede comparar con esta edición por su posición intermedia en la trilogía.
Por lo menos nadie ha perdido una mano como ya era tradición, tan solo una máscara que me gustaba bastante y que no pierdo la esperanza de que vuelva a retomarse y lucir más que el rostro al que cubre.

lunes, 1 de enero de 2018

¡Feliz 2018!

Para este año que ahora comienza, sólo pido que no sea tan malo como sus predecesores pares 2014 y 2016, que fueron nefastos para mi persona. 
Por lo demás, que vengan nuevos retos que me motiven y ya por pedir, a ver si acabo de una vez alguno de los extensos proyectos literarios en los que ando metido. 
Y como no hay manera de que nos toque la lotería, pues salud para poder con todo y más.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Shangri-La, El elixir de la eterna juventud de Fernando Sánchez Dragó

Reconozco que al comenzar este libro me esperaba una novela ambientada en parajes orientales como su nombre parece indicar, y nada más alejado de la realidad lo que me encontré y no por ello dejé de leer...

Una confesión de experiencias y hábitos de vida probados por Dragó en primera persona durante sus ya ochenta años de peregrinaje sobre la tierra, tomando el papel de cobaya humana y compartiéndolos con todo aquel que quiera seguir su camino y llegar a ser un vejestorio saludable y activo a pesar del inevitable paso del tiempo. Todo ello aderezado por anécdotas y comentarios sobre mil asuntos interesantes acumulados durante años y años de viajes y relaciones de todo tipo.
Recuerdo cuando hace años comentaba con alguien que veía el programa de Dragó en televisión y que me gustaba. Creo que se llamaba Negro sobre blanco y trataba como no, sobre libros. La gente me miraba de forma extraña porque en su mayoría lo consideraban un espacio aburrido o incluso infumable. A mí me encantaba, porque además de hablar de libros y escritores, el presentador lanzaba a los cuatro vientos pistas sobre su modo de vida, esperando que alguien las atrapara si su atención era atraída, como era mi caso. Hablaba sobre sus relaciones sexuales al estilo tántrico o de su consumo de sustancias de todo tipo, unas más legales que otras, pero siempre buscando la apertura de mente o el mantenimiento o incremento de la salud.
Ahora que ya paso de la cuarentena y noto en mi cuerpo los cambios que acompañan el acúmulo de años, me siento más receptivo a todas estas enseñanzas que Dragó propone poniendo como ejemplo su buen estado físico y mental en la ochentena, así que intento llevar algunas de ellas (y siempre a mi nivel) a la práctica; siendo quizás la más fácil y agradable su terapia visual antienvejecimiento.
Aparte de esto, y ahora guiado por mi pasión lectora y escritora y por los temas menos ortodoxos y convencionales, me encantaría ser invitado en alguna ocasión a los Encuentros Eleusinos que organiza Dragó en tierras sorianas; y siento con más fuerza que nunca el propósito de zanjar la cuenta pendiente que tengo con Gárgoris y Habidis. Espero que pronto este blog sea testigo de su consecución.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Stranger Things 2

¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas? Pues a comerse las palabras tocan porque en este caso ha errado por completo. Mis temores (ver enlace) a ver destrozadas las buenísimas sensaciones alcanzadas con la primera temporada en una mediocre continuación han quedado disipadas por completo tras devorar la segunda entrega en tiempo récord, que podría haber sido incluso más breve si las condiciones hubieran sido más propicias, ya que los nueve capítulos han caído uno tras otro como fichas de dominó, sacando tiempo al tiempo arañando hasta el último minuto posible. Desde aquí quiero recordar con cariño al montón de uñas que fueron sacrificadas en nervioso festín durante el visionado de la serie: tranquilas chicas, pronto estaréis aquí de nuevo.
Un placer que siga tan ochentera, trayendo recuerdos de aquella época a través de guiños a películas como los Cazafantasmas, Alien o El exorcista (aunque esta sea de los setenta, yo la conocí en los ochenta ;)); y que hayan sabido conectar tan bien los nuevos personajes con los anteriores. Y aquí me tengo que detener porque aparte de la interesante y atrayente trama, creo que el éxito de la serie recae en gran parte sobre ellos. Destaco a un hobbit regordete pero muy buena gente que atiende al nombre de Bob Newby "Superhéroe". Lo calificaría como entrañable ejemplo de gran persona que todo el mundo querría tener a su lado. También muy bueno es el tipo conspiranoico de la barba, al que su gusto por el vodka le será muy útil; más gente como él es necesaria en este mundo que nos engaña todos los días por todas partes. Y para terminar, una pareja de hermanos bien distintos que han traído buen rock and roll hasta Hawkins, y que seguro que darán mucho juego en futuras temporadas si las hay.
Y hablando de continuaciones, se me ocurren varios caminos que pueden dar pie a que la serie siga adelante como así parece ser. Los podéis leer con tranquilidad y sin miedo a spoilers porque no desvelaré nada. Sólo diré: nevera, 8, el revés y el rockero californiano.
En espera de esa posible tercera temporada y confiando en el buen hacer de los hermanos Duffer, sólo me queda recomendar el juego de la serie, que está en Play Store y es muy entretenido para jugarlo en familia. Ánimo y no os arrepentiréis. 
 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Noveno aniversario del blog

Pues aquí estamos celebrando nuestra onomástica de cada mes de Noviembre. Y lo hacemos un poco al estilo del Mayor Tom, perdidos en este espacio cibernético sin saber muy bien si alguien nos escucha (o más bien nos lee), en plan proyecto SETI mandando mensajes al universo y rastreando posibles señales de respuesta que confirmen la existencia de vida inteligente ahí fuera.
Pero no os fieis de las apariencias, puesto que criaturas que parecen dormidas o muertas sólo están utilizando un mecanismo de defensa y pueden saltar dando la sorpresa en el instante menos esperado. Estamos al acecho y ojo avizor ante cualquier oportunidad que pueda revelarse dentro de este mundillo tan grande y pequeño a la vez, así que mientras tanto, seguiremos con nuestra pauta mensual mínima hasta que los tiempos mejoren y nos sintamos más liberados para continuar dedicándonos a expandir el enorme poder que entrañan los libros, la cerveza y el rock and roll. 
Y ya sabes... también puedes llamarlo paraíso.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

El séptimo círculo del infierno de Santiago Posteguillo

Nueva entrega de la serie de Santiago Posteguillo sobre curiosidades, anécdotas y desconocimientos generalizados relacionados con grandes obras y autores de la literatura universal. Y digo desconocimientos generalizados porque creo que la mayoría de la población, en la cual por supuesto mi incluyo, no conoce ni la mitad de lo que se cuentan en estos libros. Y no porque no nos guste leer sino porque son cuestiones que no se enseñan en la escuela y que muchas veces han sido ocultadas a propósito. Menos mal que gracias a estos libros nuestra mente ve la luz y se aprenden cosas muy interesantes, así que animo a todos a leerlos y sobre todo a aquellos que les gusta ya leer de motu proprio.
En esta edición se centra sobre todo en las dificultades que han tenido las mujeres escritoras a lo largo del tiempo no solo para publicar, sino para incluso escribir. Leyendo sus tribulaciones no le quedan a uno excusas ni quejas posibles para no ponerse a escribir, lo cual sirve de acicate para alguien como yo, que lleva años escribiendo sin llegar a concluir ninguna obra larga.
Y entre todo lo que nos cuenta Posteguillo, me quedo con la curiosa historia del origen de uno de mis libros preferidos: Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, que bien podría haberse llamado cincuenta más cincuenta años de soledad. ¿Os suena raro? Pues la respuesta ya sabéis donde la tenéis.

sábado, 14 de octubre de 2017

El muro de las tormentas - La dinastía del diente de león 2 de Ken Liu

"Vivir una vida corriente pero no ordinaria, una vida humilde pero no miserable, cansada pero no aburrida."
 
Aunque hace relativamente poco tiempo que leí la primera entrega de esta serie (ver enlace), me ha costado recordar por su nombre y función a muchos de los personajes, quizás debido a su elevado número y constante renovación. Y si bien decía con respecto a su predecesora que el ambiente me parecía más árabe que oriental, en esta ocasión debo admitir que sí me he visto trasladado hacia territorio oriental, principalmente por la forma de narrar del autor tratando cada episodio como si fueran pequeños cuentos o parábolas llenos de moralejas y filosofía, la mayoría de ellas aplicadas al mundo de la política. Y es que el primer tercio del libro casi alcanzando la mitad está dedicado a la intriga palaciega y el politiqueo, dejando el resto de la narración para la acción pura y dura.
Ken Liu es un maestro en cambiar el sentido de los acontecimientos, un tergiversador nato como más de uno de sus personajes protagonistas, con la habilidad de meterte dentro de una historia, y luego dentro de otra, y de otra más como si de una espiral sin fin se tratara, teniendo la clara sensación de que hay mil historias dentro de la principal. A través de sus narraciones y enseñanzas, nos damos cuenta de como el ansia poder y la política no tienen límites, ni siquiera acotados por los que marcan la vida y la muerte; y de la importancia de dedicar recursos a educación e investigación, que serán muy útiles tanto en los buenos como en los malos tiempos. Interesante y curioso es ver cómo interactuan y manipulan los dioses a los humanos, que se empeñan en enfrentarse y batallar entre ellos sin prestar atención a posibles enemigos exteriores. Y más curioso aún es observar las diferentes maneras de sentarse que utilizan los personajes dependiendo de la ocasión y del tipo de ambiente en el que se encuentran, cada uno denominado con un nombre definitorio y que nos traslada de nuevo al mundo oriental.
Y para terminar, un final que parece que nunca va a llegar, puesto que los giros de la trama se suceden sin parar bamboleándonos de un lado a otro sin ningún tipo de miramiento, dejándolo todo preparado y bien encauzado para la siguiente entrega que ya estamos deseosos de leer, aunque me temo que nos va a tocar esperar un tiempo.

viernes, 13 de octubre de 2017

Los Coronas - Señales de humo

Ay mis idolatrados Coronas... Diecisiete intentos han tenido para hacer blanco de nuevo en mi corazón, pero lamentablemente sólo tres o cuatro lo han conseguido. Quizás su puntería no ha estado fina o tal vez los círculos que forman mi diana son cada vez más pequeños o se ponen menos a tiro que años atrás.
Duele hacer mío el dicho "tiempos pasados fueron mejores", pero la realidad es que cada vez me cuesta más que sus vibraciones sonoras me transmitan las sensaciones que antes lo hacían casi de pleno. Y es que los Coronas evolucionan en su sonido como los buenos personajes de las grandes novelas, lástima que sigan empeñados en poner rumbo al sur mientras yo sigo mirando al oeste. Inevitablemente nuestros caminos se van separando de forma inexorable y la fidelidad ya no es la misma, aunque los lazos del pasado son fuertes y todavía se mantienen intactos, no pudiendo olvidar los grandes momentos vividos bajo el baile de sus guitarras.
He leído por ahí que este disco doble suena a despedida; no lo creo yo así. Pienso que seguirán tocando juntos porque la banda es una piña fuerte difícil de dividir y ha costado mucho tiempo agruparla de forma estable. Mientras tanto, tengo un montón de grandes temas para recordar y disfrutar, y eso ya será para siempre.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Mi vida entre las hormigas. El documental de Ilegales

El gran hombre de las verdades dolorosas, sin un pelo de tonto en la cabeza y mucho menos en la lengua; derrochando sinceridad a raudales sin miedo a crearse enemigos; transgresor por naturaleza para que nada ni nadie limite nuestra libertad. Ese gran hombre es Jorge Martínez o Jorge Ilegal, sin llegar nunca a distinguir donde termina el personaje y empieza la persona.
Y este documental reúne una pequeña parte de las mil y una aventuras y andanzas que ha generado una vida entera dedicada al rock y seguir ahí para poder compartirlas con nosotros. Porque la vida de un rockero es difícil y complicada. Innumerable es la lista de los que se han ido quedando por el camino: olvidados, enterrados o con la cabeza seriamente afectada. Los pocos que resisten no se pueden denominar de otra manera que no sea supervivientes. Y por suerte, Jorge es uno de ellos.
Oírle contar batallitas de noches salvajes, su sincera opinión sobre música, política o cualquier tema que se cruce es una delicia. Mordaz, despiadado, divertido... Toda una personalidad que a nadie deja indiferente, como bien corroboran los testimonios de los que han cruzado sus caminos con los del líder de Ilegales, una banda que marcó las vidas de muchos jóvenes en España y América. Y de vez en cuando, nos abre su intimidad dejándonos confesiones que nos hacen pensar que a pesar de su edad y su tamaño, nos encontramos frente a un niño travieso que lo único que busca es algo con lo que jugar. Riendo a carcajadas unas veces y anudándonos la garganta en otras, no hemos hecho otra cosa que no sea disfrutar con esta magnífica iniciativa audiovisual que nos ha sabido tan bien que nos ha sabido a poco. No creo que los autores tengan en mente hacer una continuación, aunque no estaría mal saber más de Jorge. Quizás en forma de libro, como el que acompaña al DVD, en formato más extenso sería una buena opción. Ojalá sea así. (Y de regaló una gran canción, si señor) 

martes, 19 de septiembre de 2017

Los hermanos Sisters de Patrick DeWitt

He visto muchas road movies en el cine y no tengo claro si este término se podría aplicar a los libros del estilo denominándolos road books. Y yendo un poco más allá, si se trata de una aventura de estas características pero en el oeste, tal vez se podría llamar horse movie o horse book.
En este caso, los que van recorriendo el camino por la costa oeste de los Estados Unidos, encontrándose a su paso gente peculiar, animales aún más peculiares y situaciones mucho más peculiares son dos hermanos de lo más peculiar. Unos hermanos muy diferentes en cuanto a personalidad a pesar de su parentesco pero que se conocen muy bien y saben de qué pie cojea cada uno. Unidos además de por su propia sangre, por la que van derramando debido a su peculiar trabajo, al que van quitándole hierro y peligrosidad a base de bromas y un sentido del humor que no podía ser de otra forma que peculiar.
Y cuando parece que todo está perdido, gracias a sus vicisitudes nos damos cuenta de que lo único que queda al final del camino es la familia, así que cuiden a la suya por lo queda por venir.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Aprendiz de asesino de Robin Hobb

De nuevo me veo embarcado en una empresa lectora de grandes dimensiones, pero lo hago con confianza y placer puesto que tras haber dado el primer paso veo que no ha sido en falso y el largo camino que queda por delante se presenta firme y con plenas garantías de llegar a buen fin.
Y es que hacen falta pocas páginas para darse cuenta de que no sólo la trama es buena, sino que la escritura es de gran calidad. Con maestría y habilidad, lo extraño y sobrenatural se nos presenta poco a poco como si fuera lo más normal del mundo y así lo aceptamos. La única duda que me surge es que en ocasiones no tengo claro la edad con la que cuenta Traspié, el protagonista principal, que comienza la historia con seis años y después hay momentos en que me parece mayor para algunas cosas y pequeño para otras. Y ya que estamos hablando de personajes, no puedo pasar por alto la figura del bufón, un misterioso secundario que cuando salta a la palestra nos inunda de misterio e intriga, con su peculiar forma de hablar a base de acertijos y su extraño comportamiento. Conocer a alguien así en la vida real sería una experiencia más que interesante.
Y como no, para terminar a lo grande, la autora nos brinda un final de infarto que nos deja con ganas de más y más, así que tranquilos que hay material suficiente para seguir disfrutando durante una buena temporada.

domingo, 20 de agosto de 2017

La mirada del tiempo

Un bastión avanzado más allá de los límites establecidos, un desafío al tiempo y la muerte, un símbolo que da seguridad a los que vienen detrás, sabiendo que mientras siga en pie no hay nada que temer... Pero una vez caído, derrotado tras ardua lucha contra los elementos en batalla imposible de vencer, llega la señal para que otros tomen el testigo y afronten su inevitable papel en la vida.
Pasado ya el momento de la separación, llega la hora del recuerdo y el agradecimiento. Y tengo la suerte y el orgullo de poder decir que no me faltan motivos para ello, pues todo lo que guarda mi memoria es positivo. Infinito reconocimiento por todo el cariño y los buenos ratos pasados durante el regalo que ha sido la enorme cantidad de tiempo puesto a nuestra disposición para compartirlo juntos. Y más allá del mero agradecimiento, la eterna gratitud por haber tenido el coraje y la valentía suficientes para salir adelante en los momentos más difíciles a los que uno se puede enfrentar en este mundo, brindándonos la mayor oportunidad que existe y que no es otra que la posibilidad de vivir.
Por casualidad, por los juegos del destino o simplemente porque sí, poco tiempo después de compartir el que sería nuestro último encuentro, descubrí en la mirada de unas tortugas centenarias que ambas compartían el poder de contemplar la vida con una quietud y tranquilidad asombrosa. Esos ojos claros que habían presenciado tantas alegrías, desgracias, pérdidas y recompensas; atesoraban ahora el brillo del deber cumplido, de haber dejado todo y a todos bien atados y en su sitio, con la satisfacción del trabajo bien hecho.
Y llegado el inevitable momento del adiós, tener la suerte y el privilegio de poder hacerlo alejado del sufrimiento y la enfermedad, en su querido hogar que tanto tiempo le dio cobijo, y bajo la forma de un agotamiento vital que sigue su camino acorde con las leyes de la naturaleza.
Por supuesto que ha habido lágrimas, que ha tocado derramar esta vez bajo el agua, no por vergüenza ni intención de ocultarlo, sino de nuevo por casualidad, por los juegos del destino o simplemente porque sí; aprovechando la intimidad que proporciona el encontrarse bajo la superficie y el limitado tiempo que presta la necesidad de respirar de nuevo, y que hace que el dolor no se alargue más de lo necesario. Sus recuerdos me ayudan a pasar mejor el trago: las partidas de damas, parchís y cinquillo; sus deliciosos canelones y arroces, y sobre todo su pasión por el chocolate que tantos hemos heredado después.
Y a partir de ahora, te sigo sintiendo a mi lado como siempre estuviste en los momentos importantes de mi vida, desde el mismísimo comienzo hasta bien entrado en la madurez. Como un ángel de la guarda que protege, ayuda y da ese necesario empujón cuando la duda y el miedo quieren frenar tu camino. Por esta pequeña muestra que recogen estas lineas y por lo mucho que queda por decir, todo el amor y el agradecimiento de mi parte y de los míos para tí, mi querida abuela Margarita.

lunes, 31 de julio de 2017

La Torre Oscura 1 - El Pistolero de Stephen King

El pistolero persiguiendo al hombre de negro y pocos datos más. A partir de aquí le toca al lector exprimirse los sesos a ver qué saca en limpio, atando cabos con los escasos e inconexos indicios que el autor lanza para entender la trama. Personalmente me gustan estos juegos aunque son peligrosos y en cierta medida pueden conseguir el efecto contrario al deseado. En lugar de servir de acicate para enganchar al lector con la historia, pueden hacer que éste cierre el libro y lo lance bien lejos, abandonando su lectura definitivamente. Quizá se trate de una criba para que sólo los lectores realmente interesados sigan adelante, cosa que sólo está al alcance de escritores consagrados, como es el caso. En mi opinión, las dudas espacio-temporales que plantea son tan grandes que quizá sea necesaria una ayuda externa, con el peligro de que sea excesiva y destape elementos de la trama que no deberían salir aún a la luz. Por ahora yo renuncio a esa ayuda, pero todavía me estoy pensando seguir leyendo la serie.

miércoles, 5 de julio de 2017

Frankenstein, o el moderno Prometeo de Mary Shelley

Después de toda una vida con el arquetipo del monstruo con tornillos en las sienes rondando cada dos por tres a mi alrededor, por fin leo la obra original de la que proviene; una grata y muy recomendable experiencia ya que la creación de Shelley es una gran matriz base sobre la que se han construído innumerables versiones, casi todas ellas sobre celuloide, que han distorsionado y enrarecido de tal manera el original que es muy difícil distinguirlo de los añadidos.
Así veo que el auténtico Victor Frankenstein muestra tanto entusiasmo en obtener conocimientos científicos y poder llevar a cabo su soñada creación, como después una falta total de decisión para hacer frente a las ruinosas consecuencias de su afán por parecerse a Dios, acompañado de un ánimo depresivo que dan ganas de darle un buen bofetón para que espabile y deje de lamentarse, cosa que finalmente no sucederá. No quiere arreglarlo según las condiciones que le propone el monstruo para no hacer más daño a la humanidad, y sin embargo, parece que por ello tiene que sacrificarse él y los suyos.
Por otra parte, existe una extraña simpatía hacia el monstruo y la terrible carga de soledad y rechazo que tiene que soportar por haber sido creado con tan mal gusto.
Con esta lectura completo el triplete de obras maestras del terror según el maestro King (Drácula, Jekyll y Hyde y Frankenstein), de las cuales me quedo sin duda con Drácula como campeona con diferencia, aunque de las otras dos se aprende muchísimo también. En la que estamos tratando, el terror llega al pensar que algo o alguien puede hacer daño a los tuyos para compensar el mal causado por tus ambiciosas creaciones.
Y destacar, como en otras obras de Valdemar, el magnífico prólogo en el que se nos explica el proceso de creación del libro y de aquella mágica reunión en tierras suizas de donde surgió esta gran obra y otras de la literatura de terror. Gracias por ello.

martes, 27 de junio de 2017

Rosendo - De escalde y trinchera 2017

En este nuevo capítulo de la biografía musical del héroe inquebrantable de la guitarra rock en España, nos encontramos un Rosendo más íntimo pero no por ello menos combativo. Lo noto más poeta, llegando mucho más lejos de lo que puede parecer una simple rima fácil; escribiendo con excelsa caligrafía cada verso que conviene escuchar con detenimiento para sacarle todo el mensaje del que están repletos. El guiño de un arreglo de flauta en una de las canciones me trae a la memoria disputas de juventud del pasado, o quizás reconciliaciones del futuro o simple coincidencias del presente.
No me canso de repetirlo cada vez que hablo de él: nos encontramos ante el Cervantes de la música española, un custodio lleno de experiencias vitales y un concienzudo observador de la realidad que le rodea y que retrata como ningún otro es capaz de hacer. Que dure y por muchos años, oiga.

lunes, 19 de junio de 2017

Años salvajes de William Finnegan

Sin más preámbulos empezaré a elogiar esta obra desde el principio porque todo lo que contiene es bueno, o mejor dicho, cuatro veces bueno; ya que abarca varios campos y todos los maneja a la perfección.
En primer lugar, se trata de una biografía y como tal, nos muestra el desarrollo personal del autor desde su infancia hasta su vejez, describiendo todas las etapas intermedias de forma magistral. Desde el novato adolescente, pasando por una salvaje juventud plagada de experiencias con sustancias y distintas parejas hasta ir asentándose en los estudios y compaginar el trabajo con la familia y las aficiones; para ir envejeciendo de forma saludable y, lo que es más importante, aceptándolo sin depresiones. A esto se le suma el hecho de que la vida del autor ha coincidido con la mayor evolución del surf de todos los tiempos, por lo que además de ver crecer a Finnegan como persona, a la par vamos viendo como ha cambiado esta forma de vida en cuanto a modelos de tablas, formas de surfear y sobre todo pasando de ser una afición casi marginal y mal vista a convertirse en un "deporte" de masas y un negocio muy lucrativo.
En segundo lugar es también un libro de viajes. Viajes con un objetivo muy específico: encontrar y surfear la ola perfecta donde quiera que se encontrara y mantenerla en secreto el mayor tiempo posible parar evitar masificaciones y negocios a su costa. El autor no viaja como turista sino como viajero, integrándose de la manera menos traumática en las distintas culturas que se encuentra a su paso, describiendo sus costumbres y hábitos de vida.
En tercer lugar es un libro sobre el surf, una cultura que va mucho más haya del simple hecho de subirse en una tabla y divertirse sobre las olas. Es sobre todo una manera de vivir la vida junto al mar, leyendo las olas, el viento, las mareas, los arrecifes, las tormentas... Todo lo que influye en la creación de las olas y su disfrute, sin olvidar los incontables peligros que pueden llegar a ser mortales, no sólo por las inclemencias del tiempo, sino por las criaturas salvajes que habitan en las aguas marinas, como tiburones y letales serpientes venenosas. Ese enfrentamiento cara a cara con la naturaleza, de un minúsculo hombre con su tabla frente a una pared de agua que se alza frente a él y del que no se sabe si saldrá airoso gracias a su habilidad o muerto por tamaña osadía. Aparte del momento personal de vérselas cara a cara con olas enormes, describe también la relación con otros surfistas y toda la jerarquía y letra pequeña que existe a la hora de meterse en el agua y ponerse a remar, sobre todo si estás en tu zona habitual de surf o eres un extraño.
Y en cuarto lugar, muestra el crecimiento de un escritor en ciernes, compartiendo su forma de trabajar con sus progresos y tropiezos; cosa que los habituales del blog sabéis que admiro y agradezco. 
Por todo esto, me quito el sombrero ante esta gran obra que recomiendo a todos los que les guste alguna de las facetas anteriores, y si son varias, mejor que mejor.

jueves, 18 de mayo de 2017

American Gods de Neil Gaiman

Aprovechando que la serie de televisión basada en este libro está en pleno auge, voy a sacar a la luz las cuatro notas que tenía guardadas desde que lo leí por si a alguien le interesa saber algo más del origen de la serie. Podéis leer tranquilos que no voy a destripar nada... ni a nadie.
En primer lugar agradecer a Gaiman que comparta y divulge cómo escribe sus libros. Esta información es muy útil para alguien como yo que aspira a escribir algo decente algún día. Dicho esto, lo que parece una historia normal y corriente en la América profunda, pronto recibe el toque mágico de Gaiman y se transforma en algo genial cuando empiezan a ocurrir cosas de lo más extraño. Surgen conversaciones alucinantes derivadas de situaciones más alucinantes aún, que nos llevan a la conclusión de que nosotros, pobres mortales, no somos más que simples marionetas en manos de un caprichoso destino por llamarlo de alguna manera.
En resumen, nos encontramos ante un road book (si existe este término para denominar al equivalente literario de las road movies) a través de los Estados Unidos, escrito en un estilo que me ha recordado mucho al de Stephen King. Me ha llamado mucho la atención el hecho de que Gaiman introduce como personajes numerosas divinidades de varias religiones y que son las que le dan título al libro, pero nada del cristianismo salvo alguna que otra mención a Jesucristo. ¿Será algo personal o que no quiso meterse en líos? Si puedo algún día se lo pregunto.

jueves, 4 de mayo de 2017

El heraldo de la tormenta - La corona rota - El señor de las cenizas - Trilogía Steelhaven de Richard Ford

Siete caminos hicieron al andar siete personajes muy diferentes. Poco tenían que ver los unos con los otros pero todos llegaron a confluir en la ciudad de Steelhaven, unos porque ya estaban allí y otros porque allí fueron a dar. Esos caminos se cruzaron, se enredaron, se fundieron durante un trecho, se separaron y alguno desapareció por completo. Pasó el tiempo (o mejor dicho las páginas) y aparecieron nuevos caminos recorridos por nuevos personajes que también fueron a dar con sus huesos a Steelhaven. Volvieron a enredarse, fundirse, separarse y desaparecer. Así hasta que se acabaron las páginas del todo y algunos caminos fueron tan fuertes que sobrevivieron y mantienen su trazado, esperando a ser recorridos de nuevo, ojalá más pronto que tarde.

Gran descubrimiento por mi parte de Richard Ford y su obra. Sí, así de claro y rotundo me pongo a mí mismo todos los laureles ya que fue por cuenta propia que encontré sus libros y decidí leerlos sin ningún tipo de referencia ni recomendación. Un gran acierto que quiero compartir con aquellos que lean estas lineas y puedan ir un poco más sobre seguro. Porque aquí van a encontrar los ingredientes que nos gustan para estos libros: mucha espada, mucha lucha interna de sentimientos, un poco de magia, una pizca de amor y mucha sangre y muerte por todos lados, porque no corren buenos tiempos para la ciudad de Steelhaven, y a esta pléyade de personajes no se les ocurrió otra cosa que juntarse allí en el peor momento.
Aunque la trilogía está terminada, si a su término nos referimos, el autor ha dejado más de una puerta abierta a posibles continuaciones. Supongo que lo hará en otros lugares de los Estados Libres aprovechando buena parte de los personajes creados, a los que sin duda esperarán nuevas aventuras.
Así que no lo dudes más, busca tu lugar en la muralla de Steelhaven. Tú eliges el bando, pero estate bien atento a quien está a tu lado y asegúrate de si puedes confiar en ella o él, porque probablemente de eso dependa tu vida.

martes, 25 de abril de 2017

El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde de R. L. Stevenson

A estas alturas de la partida no voy a contar nada sobre la trama de esta joya de la literatura universal, archiconocida por todo el mundo y con innumerables adaptaciones al cine y a la televisión. Sí voy a reconocer que posiblemente debido a todas estas versiones en distintos formatos visuales, no había tenido ocasión de leer el original hasta este momento, espina que me acabo de sacar con gran alivio. Y de esta lectura ha surgido una reflexión que es el propósito de esta entrada.
Ambientada, como no, en el magnífico escenario del Londres victoriano, con una sociedad llena de prejuicios y de estrictas fronteras entre las clases sociales, quizá no había otra salida que la química para dar rienda suelta a oscuras aficiones y perversidades impropias de alguien tildado como decente. Y aquí llega mi reflexión, metidos de lleno en el siglo veintiuno de las redes sociales y el internet omnipresente cual versión moderna del todopoderoso, donde abundan por doquier los Dr. Jekyll 2.0 en tantísimas y numerosas versiones que podrían extender hasta el infinito la serie de decimales. No sólo tendrían cabida aquellos que a través de seudónimos y clónicas cuentas de correo pululan por la red interpretando no sólo personalidades ocultas, sino incluso hasta cambios de sexo virtuales, mostrándose tan opuestos a lo que en realidad son. Además entrarían aquellos que sin ocultar su verdadera identidad, muestran una apariencia que nada tiene que ver con su auténtico carácter, sin necesidad de inventarse nuevos personajes. No me negarán que no saben de algún caso en el que conociendo al personaje real en cuestión, se han tirado de los cabellos y rasgado sus vestiduras al ver su perfil en las redes sociales. Ay, Señor Stevenson, si hubiera conocido estos adelantos en su época, que distinta habría sido su novela.

miércoles, 19 de abril de 2017

The Dictators NYC - Porta Caeli Valladolid 17-04-2017


Si encontrarse al bajista de la banda dormitando antes del concierto pudiera parecer un mal presagio de una actuación pobre o falta de intensidad, ya te digo que es un pensamiento erróneo. Desde el primer minuto Manitoba y su banda se metieron al público en el bolsillo dándolo todo como si de una banda adolescente se tratara, y aquí si que hay un error, porque muchos años de experiencia viajan sobre sus espaldas, repartiendo rock and roll lleno de energía por todo el mundo. Y dentro de ese gran mundo, el pequeño país donde vivimos y al que les gusta tanto visitar porque aquí se sienten queridos por un público que los venera, sabiendo de antemano que tienen asegurada una inyección de adrenalina rockandrollera que le sienta de maravilla a nuestros cuerpos añosos.
Para mí ha sido toda una experiencia sentir de cerca el poderío de estos neoyorquinos, en especial del Señor Manitoba, al que por fin he podido ver después de tantos años y de una incompleta visita a "su taberna" (ver enlace). Y después del concierto otro placer haber podido hablar con él (con poco entendimiento del inglés por mi parte) y hacernos unas fotos de recuerdo.
Espero que las fotos y los videos puedan reflejar lo que vivimos en el Porta Caeli la otra noche. Una sala que por cierto me gustó muchísimo y más aún rodeado de grandes amigos. Tranquilo Señor Manitoba, que a este ritmo el rock and roll está bien salvado.

martes, 28 de marzo de 2017

Thanks to Sons of Anarchy

Thanks to Sons of Anarchy for the entertainment given during the long time I've been recovering from my injured knee. It was a hard time for me and my family and the hours I spent watching the seven seasons was less painful.
Anyway, I'd rather have been more time riding bikes than staying in the waiting room of Saint Thomas Hospital, and more beer and gasoline than blood and gunpowder, but I know that living so close to law boundaries has its own risks.
Now that I know your philosophy and way of life, I admire your brotherhood and the aim to do your best when everything goes wrong and against you. It's really hard to conceal family life with dirty business and the amount to pay is too high or almost impossible for everybody, but you keep and trying everyday just to be honest with yourself and the way of life you have chosen, although it is in the opposite way than most of the people.
For all that, my gratitude and affect will always be with you. And everytime I see a couple of black crowes close to the road I can't hardly avoid thinking in you. Thanks again SOA, and never give up riding! 

jueves, 16 de marzo de 2017

La gracia de los reyes - La dinastía del diente de león 1 de Ken Liu

Muchas veces pienso que el poder es un ente con vida propia. Un espíritu que posee al hombre y lo transforma de manera grotesca y malvada, dejando poco parecido con lo que era en un principio. Da igual el origen y la condición inicial, el poder corrompe sin remisión a aquellos que consiguen llegar a él. Buena prueba de esta teoría es este libro, donde abundan ejemplos de lo más heterogéneo. No todo va a ser malo aquí, la obra también reune una gran cantidad de sabiduría oriental mostrada en frases y comportamientos muy útiles para nuestra vida. Y es curioso que a pesar de este marcado acento oriental, mi imaginación no haya conseguido crear imágenes en este sentido, sino que se ha ido sin remisión hacia el mundo árabe. A saber cuál es la razón.
Con una curiosa manera de contar la historia a través de los personajes y sus recuerdos en modo flashback, Liu da forma a una gran historia que va de menos a más, mezclando tecnología tipo steampunk en un mundo medieval, donde no faltan animales fantásticos y una familia de dioses de lo más caprichoso, que juegan sus propios intereses moviendo a las marionetas humanas con los métodos más sutiles y traicioneros.
Esperando visitar el muro de las tormentas a la mayor brevedad posible, aquí espero lamentando no poder haber asistido a la visita del autor a mi ciudad, hecho del cual me enteré a toro pasado como suele ser costumbre por desgracia en mi atareada existencia. Ojalá no se repita y me despoje por fin de este sambenito tan molesto e irritante.

sábado, 25 de febrero de 2017

El bosque animado de Wenceslao Fernández Flórez

De nuevo llego a un libro después de haber visto la versión cinematográfica, de la que por cierto tengo muy buen recuerdo y ha sido la causante de que me haya decidido a pasarme al papel. Suele ser un hecho que el libro supere en calidad al cine, y si la película me gustó, el libro mucho más. Imposible olvidar a mi añorado Alfredo Landa en el papel de Xan de Maltís, el bandido Fendetestas, y su grito de guerra ¡Me caso en Soria!
Aquí está el bosque animado, no tanto por toda la vida que contiene sino por las ánimas que pululan entre su follaje, siendo un exponente válido del realismo mágico. Y pronto nos damos cuenta de que el libro es un gran contenedor de historias y fábulas, y éstas últimas precisamente no han tenido cabida en la película. Nos hablan y nos cuentan sus vidas secretas los árboles y una gran variedad de animales: topos, moscas, perros, zorros, arañas, luciérnagas, gatos... Como por ejemplo las sabias palabras que le dijo la luciérnaga a la araña: “Hay que procurar el bien de los demás seres para ganar el amor de la madre naturaleza”. Cuando pasamos a la parte humana tengo la sensación de estarlo leyendo en gallego, pues con este acento suenan las palabras en mi mente. Son preciosas las descripciones que hace del clima y de la naturaleza y supongo que será porque no hay traducciones de por medio, que me deja un gran sabor a literatura de verdad.
Antes de terminar que no se me olvide que tengo pendiente ir a San Andrés de Teixido, que si no ya sé lo que me toca y no me apetece lo más mínimo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...